Compara y consigue los mejores precios para tu seguro de
coche moto o ciclomotor.
rss

Viernes - 18.Octubre.2019

recibos

El artículo 26 del Reglamento de Tráfico explica claramente qué documentación debe haber en los vehículos. En él dice qué estamos obligados a tener y llevar con nosotros para tener que mostrarlo a los diferentes cuerpos de policía si nos lo solicitan.

Son los siguientes documentos:

- El permiso de conducción que debido a su cómodo tamaño es posible portarlo en la cartera.

- El permiso de circulación o licencia de circulación en el caso de ciclomotores. Dicho permiso puede ser sustituido por una autorización provisional expedida por la Jefatura de Tráfico. En caso de cambio de domicilio en nuestro Ayuntamiento o Junta nos sellarán el antiguo mientras llega el nuevo con los datos actualizados.

- La tarjeta de inspección técnica o el certificado de características técnicas en el supuesto de ciclomotores también es obligado llevarlo.

- Los conjuntos de vehículos formados por automóviles que arrastran remolques o semirremolques cuya masa máxima autorizada sea inferior o igual a 750 kilogramos, la tarjeta de inspección técnica del remolque o semirremolque y en el reverso de la tarjeta de inspección técnica del automóvil mostrarán que lleva instalado un sistema de acoplamiento compatible con el del remolque, de acuerdo con la legislación vigente.

- ¿Copia u original?

Muchos conductores prefieren llevar una fotocopia por si el coche fuera robado. Esto es posible pero las reproducciones deben estar cotejadas con el original.

Se pueden compulsar en los registros de los órganos administrativos a que se dirijan. O también en los registros de cualquier órgano administrativo, que pertenezca a la Administración General del Estado, a la de cualquier Administración de las Comunidades Autónomas, o a la de alguna de las Entidades que integran la Administración Local si, en este último caso, se hubiese suscrito el oportuno Convenio.

- Qué documentos no es obligatorio llevar con nosotros (en principio)

Hasta hace poco era obligatorio llevar la póliza del seguro junto a su correspondiente recibo. Actualmente no lo es porque los agentes tienen acceso al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA) donde pueden ver dichos datos. Pero en el caso que los funcionarios del estado no pudieran acceder a él y nos lo solicitase estaremos obligados a mostrarlo y en caso de no tenerlo dispondremos de cinco días para presentar el justificante del pago del seguro obligatorio en la Jefatura de Tráfico, ya que en caso contrario se procedería al precinto y depósito de nuestro coche en caso de incumplimiento de dicha obligación.

Fuente:

coches.es

No, no es obligatorio llevar el recibo del impuesto de matriculación en el coche.

A partir de ahora ya no será obligatorio presentar el recibo del impuesto de circulación a la hora de realizar trámites administrativos; excepto cuando el titular del vehículo esté en la lista de morosos.

Como es sabido por todos, hasta el momento, las Jefaturas de Tráfico no tramitaban el cambio de titularidad administrativa de un vehículo en tanto su titular no hubiera acreditado el pago del impuesto de circulación correspondiente al periodo impositivo del año anterior al que se realiza el trámite. En cambio, desde el 1 de enero, Tráfico solamente exigirá la acreditación del pago del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, que es así como realmente se llama, si le consta que el titular del vehículo no ha abonado el Impuesto.

Para poder llevar a cabo esta medida, los ayuntamientos, al finalizar el periodo de recaudación de dicho Impuesto de Circulación remitirán informáticamente al Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico el listado de contribuyentes que no han abonado dicho impuesto, siendo únicamente a estos a los que se les exigirá dicha acreditación cuando realicen trámites antes las Jefaturas.

Esta medida supondrá, además de una ventaja para el cliente, anualmente el ahorro de los 3 millones de fotocopias que se realizaban de los impuestos de circulación, equivalentes a los 3 millones de cambios de titularidad, lo que será también muy beneficioso para el Medio Ambiente.

Si atendemos al ahorro de tiempo y dinero, vemos como con esta inteligente e interesante iniciativa también se busca el ahorro de las jornadas correspondientes a los aproximadamente 100 funcionarios de la Administración Central y Local, actualmente encargados de fiscalizar el cumplimiento del impuesto, y el ahorro aproximado de 22 millones de euros de los ciudadanos en jornadas laborales y costes de desplazamiento que suponía esa falta de interconexión entre las Jefaturas y los Ayuntamientos. Y es que con la nueva medida, todo son ventajas.

Fuente: seguros.es

4369 visitas -
0/10 puntos -